Esta web usa cookies operativas propias que tienen una pura finalidad funcional y cookies de terceros (tipo analytics) que permiten conocer sus hábitos de navegación para darle mejores servicios de información. Si continuas navegando, aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración, desactivarlas u obtener más información.
Pin It

Fe y Luz nació del deseo de ayudar a la persona con discapacidad mental y a su familia, a encontrar su sitio en el seno de la Iglesia y de la sociedad.

Fe y Luz está organizado en comunidades de encuentro a escala humana, y reúne a partes iguales a niños, adolescentes o adultos que tienen una discapacidad mental, su familia y amigos, especialmente jóvenes que quieren participar de la experiencia de Fe y Luz.

Imagen del Fe y Luz Fe y Luz nació por el rechazo a las personas con discapacidad. En 1968, un matrimonio con dos hijos con una gran discapacidad, quisieron participar de una peregrinación a Lourdes que organizaba su parroquia. Nadie les apoyó y decidieron ir por su cuenta. Fue un viaje muy duro donde experimentaron el dolor de sentir que sus hijos no eran bien recibidos en ningún sitio y su presencia molestaba a los demás peregrinos.

Estos padres compartieron su dolorosa experiencia con sus amigos Jean Vanier y Marie Hélène Mathieu. Y estos grandes amigos decidieron organizan con ellos una peregrinación a Lourdes… Les llevo tres años de preparación.

En 1971 Por Pascua, 12 000 peregrinos de 15 países, entre los cuales 4000 personas que tienen una discapacidad mental, acompañadas por sus padres y por sus amigos, especialmente jóvenes, se reúnen en Lourdes. Entusiastas, quieren continuar la aventura. Jean Vanier sugiere: “Sigan reuniéndose en pequeñas comunidades, hagan todo lo que el Espíritu Santo les inspire”. Así nació Fe y Luz, ese Lunes de Pascua en Lourdes.

Actualmente, Fe y Luz tiene más de 1450 comunidades distribuidas en 53 provincias en los cinco continentes, y está presente en 86 países con 38 idiomas diferentes. Dos terceras partes de los países en los que está presente Fe y Luz se enfrentan a grandes dificultades económicas o a inestabilidad política. Sin distinción de edad, estamento social, ni cultura., los miembros de las comunidades Fe y Luz pertenecen a diferentes tradiciones cristianas: católica, protestante, anglicana, ortodoxa…

En Colmenar Viejo hemos formado una comunidad de Fe y Luz. Nos reunimos un vez al mes, generalmente los segundos domingos de mes por la tarde en los salones parroquiales. Nuestros encuentros son encuentros de amistad, de compartir, de oración y de fiesta.

Si quieres contactar con el grupo Fe y Luz, puedes hacerlo Facebook @ColmenarFeyLuz, https://www.facebook.com/ColmenarFeyLuz/